El reto de la educación es hacernos mejores individual y colectivamente

Captura de pantalla 2015-12-03 a las 10.21.58La Fundación Telefónica y la Institución Libre de Enseñanza (Francisco Giner de los Ríos) están trabajando conjuntamente en programas y actividades de formación al profesorado. En el marco de este programa se celebró el pasado 19 de noviembre la primera mesa redonda que abordó la adaptación del mundo educativo a los nuevos entornos donde se habló de la figura del profesor y los retos urgentes de la educación. Recogemos aquí un resumen de los mensajes más relevantes de esa mesa redonda.

María Acaso, profesora de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid y autora del libro Pedagogías Invisibles:
“Entre los retos que ha de afrontar la profesión de profesor, está la necesidad de incorporar el pasado y pasar de ser un mero transmisor de contenidos a un arquitecto de experiencias, el convertirse en un auténtico “mago” del clima en el aula, el ser un intelectual transformativo y volver ocupar el lugar más importante en la sociedad, comportarse como un disc-jockey tomando contenidos y mezclándolos, el ser intérprete y performer e incluso un hacker, si es necesario”.

César Bona, maestro y candidato español al Global Teacher Prize 2015 sobre las características principales del docente:
“El maestro debe ser un ser creativo y curioso, debe crear proyectos sociales y establecer puentes entre la universidad y el resto de centros. El maestro debe ser alguien que inspire y que eduque para la vida. En ese sentido, debe ser perseverante, tener la mente abierta, valorar y amar el medio ambiente, ser un líder y una persona positiva. Como idea innovadora propuso que algunas estrategias docentes de la educación infantil, como las asambleas en clase, se utilicen en cursos superiores, además de otras materias como la danza y el teatro y la promoción de proyectos educativos españoles. El reto de la educación es hacernos mejores colectiva e individualmente.

Fernando Trujillo, profesor de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Universidad de Granada:
Criticó que el profesor se hubiese convertido en un “cajero automático”, un mero expendedor de contenidos del negocio de las plataformas y las multinacionales de la creación de contenidos. Esto conduce a que los alumnos sean procesadores de datos y no creadores de historias, que es lo que deberían ser. Estas serían las trampas de las políticas de la distracción en el mundo educativo, “porque en realidad, como afirmó Giner de los Ríos, en la educación no hay recetas” indicó Trujillo.

Mariano Fernández-Enguita, catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid:
“Hasta el primer tercio del siglo XX asistimos en nuestro país a una Edad de oro de la educación de masas: aquellos profesores eran considerados mártires heroicos e iban una generación por delante de sus alumnos. Eran “sobreseleccionados”, estaban muy comprometidos y eran unos cracs del nuevo entorno” afirmó con respecto a aquellos maestros. En esa línea apostó por reforzar la formación y la selección de profesores y poner a los profesores a la altura de las circunstancias para que, por fin, el profesor sea profesor.

Más información: Fundación Telefónica

Anuncios

Los comentarios están cerrados.