Ejercicios y consejos para mejorar la comprensión lectora en nuestros hijos

Captura de pantalla 2014-02-15 a la(s) 20.41.21La comprensión lectora es uno de los puntos débiles de nuestros hijos, que más influye en sus resultados académicos, según el informe PISA. No se refiere sólo a la asignatura de Lengua o Literatura. Una mala comprensión lectora afecta a todas las asignaturas: entender el tema de sociales o naturales y relacionar ideas o temas, leer y entender bien el enunciado de un problema de matemáticas o de física y química, etc.

El profesorado de nuestro Instituto nos ha alertado al AMPA sobre este problema en muchos de nuestros hijos: no tienen una buena comprensión lectora y los padres y madres también podemos ayudarles a mejorar esto en casa en nuestro día a día, a través de actividades cotidianas.

“El objetivo es que los niños y jóvenes tengan más interés y se esfuercen en comprender lo que leen, y para eso el contenido ha de estar acorde con sus conocimientos, con un vocabulario adecuado y sin formas gramaticales o construcciones sintácticas que le resulten frustrantes. No es imprescinbible que lean libros, también pueden leer tebeos, revistas o artículos de un periódico de deportes, por ejemplo. Lo principal es adaptarse a sus intereses y aficiones”.

A continuación incluimos algunos ejercicios y consejos para ayudar a nuestros hijos a mejorar su comprensión lectora:

  • Lo más importante es que puedan leer  textos sobre aquello que realmente les interese:  da igual si es sobre cantantes, fútbol, cine, o videojuegos. Sólo si el tema les interesa, se esforzarán en leer y entender.
  • Crear situaciones en las que tengan que leer una receta de cocina, las instrucciones de un juego, de un aparato electrónico o tecnológico, y pedirles que nos expliquen luego cómo funciona. O leer el artículo de una revista, el menú de un restaurante, un anuncio publicitario y hacerles preguntas que permitan saber a ellos y a nosotros si han comprendido lo que han leido.
  • Buscar la palabra fantasma, también conocido como Procedimiento Cloze: seleccionar un texto en el que se suprimen varias palabras fáciles de deducir por el contexto de la historia. El niño debe adivinar cuáles son esas palabras que faltan.
  • Tras la lectura de un artículo o texto cualquiera, pedirle que nos cuente de qué va, qué opina él/ella, etc. Se trata de generar un momento de conversación para que no sólo podamos comprobar que ha entendido bien el texto, sino también que piense sobre el mismo y exprese sus ideas.
  • Leer cuidadosamente títulos, encabezados y pies de página.
Anuncios

Los comentarios están cerrados.