Isabel Tomás, directora del IES Ventura Rodríguez: “Está claro que hay que ir hacia una educación en competencias pero todavía no estamos preparados para ello”

Isabel Tomás es la nueva directora del IES Ventura Rodríguez en este curso escolar, tras las elecciones celebradas el pasado mes de junio. Es ingeniero agrónomo y tras empezar trabajando en la empresa privada, decidió preparar oposiciones a profesora de instituto. Aprobó y empezó a dar clases de tecnología en un instituto de Las Matas (Madrid). Hace 10 años llegó al Ventura Rodríguez con plaza fija y también se trasladó a vivir con su familia a Boadilla del Monte.

El Instituto tiene este año 811 alumnos y un total de 60 profesores, de los cuales 23 son fijos. Un tercio de la plantilla cambia cada año. Una de las profesoras, Teresa, da apoyo a niños con necesidades especiales y otra profesora es la logopeda para alumnos con necesidades especiales. Hay 12 alumnos con necesidades especiales.

Hemos conversado con ella sobre su visión del instituto, la educación y el proyecto que quieren desarrollar durante los próximos cuatro años.

¿Por qué te presentaste a directora?
Llevaba 10 años dando clases en este instituto, que ya conozco bastante bien y sé cómo funciona. Necesitaba dar un paso hacia delante, necesitaba otros retos que me empujaran a aprender cosas nuevas. Ser directora lo es; estoy aprendiendo muchas cosas nuevas. No soy una persona echada para adelante pero sí soy activa y hubo compañeros que me animaron a presentarme. Pensé que si no lo hacía ahora, perdería la oportunidad de hacerlo. Me siento con ganas, con fuerza para hacerlo bien.

Cuando presentaste tu candidatura a directora al AMPA os presentasteis como equipo…
Sí, me presenté con el equipo directivo actual –María Salas, jefa de estudios, Mario Lobo, secretario y Yolanda, subjefa de estudios- y también con el apoyo de otros compañeros que nos arroparon mucho. Con María Salas comparto una idea común sobre educación y la enseñanza, trabajamos muy bien juntas. Mario, por su parte, venía del equipo anterior. Es una persona muy eficiente en la secretaría, muy práctica. Su experiencia y conocimiento en todos los temas de gestión administrativa nos ha venido muy bien en este arranque de curso. Yolanda, subjefa de estudios, se incorporó un poco más tarde al equipo. Es profesora de inglés y pertenece al departamento de extraescolares. Todos nos coordinamos y entendemos muy bien aunque cada uno tiene un carácter distinto y creo que cada uno nos adaptamos bien a nuestros respectivos cargos.

¿Cómo te imaginas el instituto dentro de unos años, cuando hayáis avanzado en vuestro proyecto? ¿Cómo te gustaría que se lo identificara?
Esa fue el planteamiento que nos hicimos cuando empezamos a trabajar el proyecto educativo que presentamos. Nos imaginábamos un centro más activo, en el que hiciéramos más actividades con los alumnos dentro de nuestra labor lectiva que apoyen lo que se enseña en clase, siempre teniendo en cuenta que hay que cumplir el currículum, las evaluaciones, etc. Luego, cuando estás en el cargo, te das cuenta de que estás limitada para hacer muchas cosas. Por otro lado, también queríamos mantener las buenas relaciones internas en el centro porque el clima de trabajo es muy bueno en general.


Todos sabemos que el sistema educativo tiene que renovarse totalmente y adaptarse a un contexto muy distinto al que vivíamos en el siglo XX. Los padres y madres estamos preocupados porque vemos que los cambios necesarios son tan profundos, tan sistémicos, que nuestros hijos no van a vivirlos. Por eso, nuestra esperanza es que sea el propio centro y el equipo del profesorado los que empecéis a hacer cambios en vuestra forma de enseñar. La pregunta es: ¿hasta qué punto tenéis margen los directores y el profesorado para proponer cosas nuevas, como la enseñanza por proyectos colaborativos?

Los directores no tenemos tanto margen. Tenemos autonomía de gestión en el presupuesto, por ejemplo, aunque luego el dinero te lo dan muy parcelado para cubrir los gastos regulados,. A mí me encantaría que en este instituto pudiéramos llegar a trabajar por competencias porque es lo ideal. Sin embargo, hay muchas dificultades para hacerlo. Por ejemplo, tener treinta y tantos alumnos por aula complica trabajar por proyectos de competencias porque es un trabajo muy organizativo que requiere la colaboración entre muchos profesores.

Mi idea es que la enseñanza tiene que ser mucho más práctica; no sólo que se utilicen las nuevas tecnologías, sino que también se hagan actividades para trabajar las habilidades de los alumnos. Por ejemplo, al realizar la visita a un museo, que luego puedan hacer un trabajo y exponerlo ante sus compañeros…
Está claro que tenemos que ir hacia la educación en competencias porque la Unión Europea va a ello, pero la Comunidad de Madrid no lo ha desarrollado mucho todavía, no ha dado suficiente formación a los profesores sobre cómo hacerlo, ni lo valora en los Reales Decretos de desarrollo de la Ley. Ahí estamos, pero hay que tener en cuenta que este equipo acaba de empezar, llevamos poco más de dos meses. Hay que ir poco a poco.

¿Qué hacéis los profesores para adaptaros a este nuevo contexto?

Hacemos los cursos que nos da la Comunidad de Madrid y que nos sirve para sumar puntos, y luego lo que te exige la realidad del día a día. Tienes que adaptarte como profesor porque si no, los alumnos no te siguen. Los alumnos no están acostumbrados a estar atentos y callados, necesitan aprender por imágenes. Ahora ya tenemos cañón en todas las aulas y son mayoría los profesores que los utilizan. Ahora mismo hay dos grupos de profesores haciendo un curso para aprender a utilizar el aula virtual, una plataforma donde tienes todos los recursos educativos para enseñar tu asignatura.

¿Cuál es el papel de los directores en lo referente a las líneas educativas y metodológicas del instituto?

El director es que debe abrir camino, dar ideas, facilitar que se hagan las cosas. Luego todo eso va en el carácter de cada persona, pero también influyen las características del centro. Este año hemos impulsado este año el programa de 4º ESO + empresa. He buscado la información, lo he presentado al claustro y cuando he visto que había un mínimo interés, he animado a la profesora a que lo cogiera. Ayudo a buscar las empresas, a hablar con el Ayuntamiento, tengo pendiente hablar con un padre de alumnos con el nos pusisteis en contacto desde el AMPA porque se ofreció a enseñar su lugar de trabajo a los alumnos… El trabajo del director es impulsar y facilitar las actividades que contribuyen a desarrollar el proyecto educativo del centro.

En ese sentido, ya sabéis que podéis contar con el AMPA porque tenemos varios padres que se han ofrecido a dar charlas sobre su trabajo en el instituto y seguro que hay alguno que podría facilitar la participación de su empresa en el programa de ESO + empresa.

En la presentación de vuestro proyecto decíais nos queremos diferenciar y que los alumnos se sientan identificados con este instituto. ¿Cómo queréis que se identifique a este instituto?

Esto no lo puedo decir yo sola, tiene que ser todo el claustro, debe ser algo compartido. Es difícil decir a dónde queremos ir cuando cada año te cambia un tercio del profesorado del centro, que no es fijo ni está asignado al centro. El bilingüismo va a ser casi obligado, por lo que ya no es una diferenciación. A mí me gustaría que se formara muy bien a los alumnos, que salieran con una formación integral. Ya tenemos bachillerato de Excelencia y somos centro preferente TGD, eso son dos puntos importantes para, además, llegar al resto de franjas.

¿Cuáles son las principales líneas de vuestro proyecto educativo?
El proyecto educativo es para los cuatro años de mandato del equipo directivo. Nuestro proyecto planteamos muchas cosas de organización y planificación, que quizás son temas internos, pero nos parecían muy importantes para garantizar el buen funcionamiento de nuestro trabajo educativo. Luego, cada año se hace el Plan General de Actuación –PGA- donde se recogen las actividades de cada año. Este año, por ejemplo, hemos metido cosas como el Plan de Fomento a la Lectura, el plan de fomento de resultados, que debe estar siempre, obras de mejora, etc. Pero sobre todo, temas de organización a nivel interno. También está incluido el bachillerato de excelencia que nos lo han concedido porque dio la casualidad de que ya lo solicitó el equipo anterior, así como ampliar algún ciclo más como el de hostelería, que para la zona podría estar bien y tiene mucha demanda. Otro objetivo es reducir el consumo de energía porque tenemos muchísimo gasto en esa partida, que no nos podemos permitir. También otro objetivo es priorizar el mantenimiento de los equipos que tenemos frente a inversiones nuevas, porque no tenemos recursos.

Esto último que dices, además, tiene que ver con la idea de dar más participación de los alumnos en el centro, algo que también vemos importante los padres no sólo para que los chicos y chicas sean responsables sino también para que se apropien del instituto, porque en el momento en que tú participas de algunas decisiones que te afectan, te implicas más, lo ves más tuyo y, por extensión, te identificas más con el proyecto.

Sí, eso es muy importante porque vemos que los chicos y chicas de hoy tienen pocas responsabilidades hoy en día. Nuestra idea es hacer que participen más. En clase, por ejemplo, se planteó hacer un torneo de deportes y en seguida surgieron algunos que se ofrecieron para organizarlo o ser árbitro… eso es muy positivo. Esto también lo trabajamos en lo que conocemos como Comité de Festejos, en el que participan todos los alumnos de 4º ESO que quieren acompañados por una profesora, y que se encargan de organizar las actividades del viaje de fin de curso, así como las actividades solidarias, como por ejemplo, el clavel solidario.

¿Cómo han afectado los recortes al centro?
La principal diferencia que veo de unos años atrás a ahora, es que con el volumen de alumnos que tenemos, deberíamos tener más profesores. En bachillerato hay grupos de 42 alumnos, en la ESO hay grupos de 36… y eso se nota bastante. Los profesores están muy apretados porque antes podían utilizar horas para preparar cosas, y ahora tienen todas las horas ocupadas en guardias, clases, tutorías, etc. No les da tiempo a preparar las clases, algo que también forma parte del trabajo del profesor, especialmente si queremos que utilicen nuevos recursos y metodologías.

¿Qué es lo más importante a mejorar en el instituto?
Los resultados académicos, sobre todo. En la prueba de CDI, tenemos que mejorar especialmente en matemáticas. Los resultados en matemáticas no son buenos en general en la comunidad de Madrid, pero en nuestro centro son muy mejorables y no sabemos muy bien por qué. En Lengua, los resultados son bastante mejores.

¿Qué os gustaría trabajar con el alumnado?
Tendríamos que trabajar con ellos más temas de habilidades y competencias, sobre todo. Otra cosa que me gustaría mejorar es la curiosidad de los alumnos, dadles más opciones que les susciten curiosidad. Ideas como el que los padres vengan a dar charlas sobre su profesión, como por ejemplo, de arquitectura u otras. Eso les interesa y les genera curiosidad.

¿Y con los padres y madres?
Que estemos en contacto, que sepamos qué intereses tenéis para saber hacia dónde podemos ir y pediros colaboración en todo lo que se pueda. Como equipo estamos abiertos a todo lo que nos queráis contar o propongáis.

Anuncios

2 Respuestas a “Isabel Tomás, directora del IES Ventura Rodríguez: “Está claro que hay que ir hacia una educación en competencias pero todavía no estamos preparados para ello”

  1. Pingback: De primaria a secundaria ¿qué centro elegir? ¿Cómo es el IES Ventura Rodríguez? | Blog del Ampa Instituto Ventura Rodríguez

  2. Interesante entrevista. Enhorabuena!