Participación ciudadana local y colaborativa: del “no podemos hacer nada” con la educación al “yes we can”

cc Marc Wathieu

cc Marc Wathieu

Este es un post para transmitir una inquietud que tengo desde hace tiempo, y veo que cada vez comparto con más personas, aunque no las suficientes: el mundo está cambiando mucho ahí fuera, hay un movimiento brutal de gente juntándose para crear, debatir, colaborar, generar y compartir nuevas ideas que nos hacen mejores a las personas y el mundo en que vivimos. Todo se mueve. Es como una revolución del conocimiento, de la participación.

Un ejemplo de esto es el MediaLab Prado y las innumerables actividades abiertas que proponen, las charlas TED con el TEDxMadrid recién celebrado y el TEDxYouth@Madrid aún abierto, las propuestas de Matadero Madrid, la constante actividad de asociaciones de barrios como Esto es una Plaza en Lavapiés o Malasaña, y muchas más. Hay un movimiento enorme de personas que no están quietas esperando a que las cosas cambien, los problemas se solucionen por sí mismos o venga alguien a solucionarlos. Están trabajando juntas, co-creando nuevas formas de hacer las cosas. Muchas de las iniciativas que hay hablan de educación.

Tan importante es el fruto de esa ebullición, como la experiencia de participar en esos procesos o grupos abiertos en los que la gente se reúne, comparte, habla, colabora y genera nuevas ideas, porque son una experiencia insustituible para abrir la mente, intercambiar opiniones, trabajar en equipo, valorar lo diferente, y sentirse parte de algo más importante que nuestro pequeño reducto de seguridad.

Captura de pantalla 2013-09-29 a la(s) 20.39.40
A menudo tengo la sensación (aquí me gustaría escuchar otras opiniones) de que todas las mañanas nos levantamos con el “virgencita, virgencia, que me quede como estoy”, tan gracioso pero tan triste a la vez: parece que no queremos que nada cambie, o esperamos que sean los políticos que lo cambien porque “nosotros no podemos hacer nada”, y mientras tanto, no nos damos cuenta de que estamos transmitiendo esa visión temerosa, limitada y estática de la realidad a nuestros hijos.

Y esto es lo realmente importante: es difícil educar sin ser ejemplo de algo. Es fácil decir a los jóvenes “tienes que ser emprendedor, tener iniciativa, pensamiento creativo, ser apasionado, defender tus ideas…” si nosotros nos callamos, nos quedamos quietos esperando, encallados en nuestras rutinas, defendiendo nuestras ideas sólo ante nuestros amigos cada fin de semana. No hace falta ser ninguna lumbrera para dar el primer paso. Simplemente tienes que pensar qué es lo más prioritario o preocupante para ti y buscar dónde llamar para ofrecerte. Si te interesa la educación de tus hijos, puedes empezar por ahí.

En las charlas TED, la de Sir Ken Robinson explica cómo la escuela mata la creatividad. La escuela puede estar matando la creatividad, pero creo que todos estamos contribuyendo si no hacemos nada por salir de nuestro espacio de confort mental; si no hacemos nada por proponer nuevas formas de aprendizaje en los centros de enseñanza; si no proponemos ideas para abrir la mente de nuestros hijos y desarrollarlos más allá de nuestras visiones limitadas.

Y no es algo exclusivo de un ministerio o de un colectivo de profesores. En la medida que nos afecta, deberíamos implicarnos todos en buscar soluciones. Debería ser un proyecto compartido por profesorado, padres, madres, alumnos, y otros agentes locales para compartir, aprender y desarrollar juntos qué necesidades prioritarias hay, qué es importante aprender ahora, cómo podemos hacerlo y por dónde empezamos. Sabemos que la educación actual tiene que cambiar. Es cierto que no podemos cambiar el sistema pero ¿de verdad no podemos mejorar nada, aunque sea una pequeña cosa?

Sé lo que estáis pensando la mayoría: que es soy utópica o una loca. Para todos los demás, poneos en contacto conmigo en el AMPA del Ventura Rodríguez o dejando un comentario aquí.

Anuncios

2 Respuestas a “Participación ciudadana local y colaborativa: del “no podemos hacer nada” con la educación al “yes we can”

  1. Hola Marga! Qué ilusión! En cuanto sepamos cuántos podríamos ser, nos convocamos para debatir qué podríamos hacer, por dónde empezar. Ya hemos dado el primer paso! 🙂

  2. Yo estoy completamente de acuerdo contigo, y si eres utópica yo también lo soy.
    Estoy dispuesta a trabajar, apoyar o lo que sea necesario para emprender nuevas iniciativas que podamos hacer.
    Estoy harta de escuchar “no te quejes, que hay mucha gente peor”, podemos mejorar, podemos fomentar educación, valores. Soy ferviente admiradora de los videos de TED,
    Cuenta conmigo.